El club de Dante

0
42

EL CLUB DE DANTE
La iglesia católica ha reconocido en su doctrina oficial siete pecados capitales, que conllevan a los hombres a cometer actos más bajos y crueles y sin escrúpulos, los cuáles recibirán la condenación para la vida eterna, ¿pero que pecados ha cometido esta cuarta transformación para poder llevarnos a un círculo infernal de tormento social por un largo tiempo? ¿qué torturas desangrarán a nuestro país, hasta desgarrar sus miembros y tejidos políticos y sociales, que condenación recibirán los demonios de los más profundos abismos del poder y las finanzas? Hoy hablaré del primer pecado, la soberbia en nuestra política actual.
Un oscuro profeta emerge de los servicios secretos del Departamento de Estado de los Estados Unidos, vaticina en los inicios de la década de 1990 como México será transformado hacia la próxima década, como los espectros infernales que habitan en el octavo círculo del infierno, en su tercera y más profunda fosa, la corrupción, la ingobernabilidad, el fraude, la simulación y el más temido de toda la secesión. Estos seres comienzan atormentado a los habitantes a el paraíso México en toda su latitud, el castigo de la corrupción de la clase gobernante y la colusión de los ángeles guardianes de la ciudadanía “Las policías”. Este castigo es el “ESTADO FALLIDO”.
Pero como en toda historia entre el bien y el mal surgen los redentores el PAN en el año 200o promete exorcizar, a estos demonios, sin embargo acaba siendo poseso de demonios y deidades del averno durante los 12 años que gobernó, creando el caos, el miedo y el desorden en todas las esferas del gobierno, creando territorios de completa ingobernabilidad ya sea por el crimen organizado o por las autodefensas, con una milicia en las calles para legitimar su corrupta autoridad, cede ante las huestes del mal, que otrora poseía a la nación, el regreso del PRI, quien en la figura literal de una “bestia política” lleva a los confines de la podredumbre política a nuestro país.
Pero un antiguo ángel que quiso ser Dios toma el poder seduciendo a millones en las elecciones del 2018, y ocupa el máximo trono de la política mexica la presidencia de la república sus intenciones son buenas; pero estos antiguos demonios no cederán tan fácilmente el paraíso mexicano robado desde hace quinientos años, reclamaran para sí su propio averno y lo harán desangrando al país con el último ser perverso y maligno a su alcance, llamado la secesión la separación, las autonomías federales de los estados, y se describe de la siguiente manera:
Nuestra historia ya demostró que introducir extranjeros a nuestro territorio llevó a la pérdida de territorio, recordemos la concesión desde la otrora Nueva España hoy Estados Unidos Mexicanos a los colonos anglosajones, que a la postre despreciaron a la población nativa y al gobierno legítimamente constituido en “Tejas” no Texas en su versión gringa, entre el
octubre de 1835 y el 21 de abril de 1836 se libró la guerra entre México y este territorio
2 de
autoproclamado independiente por la mayoría de la población de habla inglesa y leal a los
nacientes Estados Unidos, para su posterior anexión a la potencia emergente. Este monstruo
del averno tuvo más hambre hasta morder y mutilar los actuales estados de California, Nuevo
México y Arizona entre otros territorios entre 1846 a 1848.

Tres factores ayudaron significativamente a esos eventos; número uno la escasa
población mexicana y la lejanía con la ciudad de México la capital del país y el mayor pecado
de la política mexicana “ La Soberbia” el creer que todo lo puede, el creer en el poder de ver a
si misma sus debilidades, de ver en su interior el gran vacío de poder y la pequeñez de su
control sobre sus ciudadanos, sobre sus actores políticos, el considerar leales a sus “amigos y
vecinos” que solo esperan que la gran águila mexicana se descuide para cortarle sus alas.
Hoy los demonios centroamericanos cortarán esa alas, esos extremos de tierra al sur
del país con un dolor que sacudirá a todos sus habitantes, México no está preparado ni
económicamente ni geográficamente para ser tercer país “seguro” si esta totalmente lleno de
inseguridad y con círculos de poder repartidos en todo el territorio sea los grupos de la
delincuencia organizada que actúan como príncipes del infierno contra la población local y los
mismo gobiernos de algunas entidades federativas que obedeciendo a seres fantasmales de
las altas finanzas, están dispuestos a irse de la federación contradiciendo el artículo 1 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pero la izquierda siempre tan siniestra
difunde la palabra de la caridad y la misericordia con los pueblos de las repúblicas
centroamericanas que históricamente odian y repudian a los mexicanos; debido a la razón de
por aquel entonces al Imperio Mexicano comandado por Agustín de Iturbide se les ocurrió en
enero de 1822 anexar a las provincias centroamericanas, a la naciente nación imperial, se
pretendía ser lo que hoy se detesta “imperialistas” hoy estos irredentistas pueblos reclaman su
derecho de “piso y paso” por nuestro país, y terminaran por solicitar la independencia de Chiapas,
Oaxaca, Yucatán y Quintana Roo, por dos factores; al ser país de contención, si no se puede
pasar a los Estados Unidos, tampoco regresar a los miserables estados fallidos de sus naciones
de origen, pero como no se consideran mexicanos una vez dentro de nuestro territorio, otra
vez los fantasmas gringos regresaran y los conducirán a su libertad bajo la ilusión de los
Derechos Humanos, el derecho humano del libre tránsito consagrado en el artículo 11 de la
constitución mexicana y torciéndolo el gobierno de López Obrador solo hasta este punto:
Artículo 11. Toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes. El ejercicio de este derecho estará subordinado a las facultades de la autoridad judicial, en los casos de responsabilidad criminal o civil, y a las de la autoridad administrativa, por lo que toca a las limitaciones que impongan las leyes sobre emigración, inmigración y salubridad general de la República, o sobre extranjeros perniciosos residentes en el país.
Mandando al “diablo las instituciones”, si al Instituto Nacional de Migración, a los gobiernos estatales y municipales que cargan con la manutención de los migrantes y no saben de donde sacar recursos, y a la postre la lejanía geográfica con la ciudad de México y la escasa presencia de fuerzas de seguridad, llevaran a la secesión de estas entidades respecto a la federación y su posterior alianza como liga de estados independientes y una futura subordinación y anexión a los Estados Unidos de América, pero la soberbia presidencial no permite ver a si mismo y dentro de su gabinete el grave error que se está cometiendo.
“La historia es profecía y la profecía es historia”.
El mago blanco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here